Así se instala un sistema de sonido envolvente

Acostumbramos a publicar material para profesionales expertos de instalación de AV en empresas y lugares públicos, pero hemos pensado también en el hogar, y estas ideas de Wikihow nos parecieron bien estructuradas. 

Como verá, el asunto puede ser demasiado ‘interesante’ para un lego en este tipo de instalaciones, por ello, aunque le ofrecemos estas ideas, no podemos dejar de recomendar que prefiera la ayuda de un técnico instalador, especialista en AV, para que lo acompañe en esta aventura…

 

Tienes el televisor, el reproductor de Blu-ray, la consola de videojuegos y ahora lo único que necesitas para completarlo es el estruendoso sonido envolvente. Encontrarle un sentido al receptor y a todos los cables de los altavoces puede ser una tarea abrumadora, sobre todo comparado con conectar un reproductor de DVD a tu televisor. Eso sin mencionar que debes asegurarte de que todo esté colocado en su lugar y los niveles estén ajustados correctamente. Lee el Paso 1 a continuación para poder instalar el sistema adecuadamente la primera vez, de manera que puedas seguir disfrutando de todo lo que te gusta.

 

Parte1: Colocar los altavoces

El número de altavoces que conectes determinará el tipo de sonido envolvente que vas a usar. Las instalaciones más comunes son 2.1, 5.1 y 7.1. 2.1 es para dos altavoces delanteros y un subwoofer (el .1). 5.1 es para dos altavoces delanteros, un altavoz central, dos altavoces Surround y un subwoofer. 7.1 es para dos delanteros, uno central, dos Surround, dos traseros y un subwoofer. Continúa a las siguientes secciones hasta que hayas colocado todos los altavoces que tengas.

 

Parte2: Subwoofer

 Coloca el subwoofer. El subwoofer es de sonido omnidireccional, que quiere decir que obtendrás resultados similares sin importar dónde esté colocado. A muchos les gusta colocarlo hacia el frente de la configuración para que sea fácil conectarlo al receptor.

 Evita las esquinas y las paredes. Aunque los subwoofers son omnidireccionales, colocarlos contra paredes y esquinas amplificará el bajo, volviéndolo difícil de controlar. Intenta colocar el subwoofer en un área de donde el sonido pueda salir de manera ligeramente uniforme. Esto te permitirá ajustar los niveles mucho más fácilmente.

 

Parte3: Altavoces delanteros 

 

Coloca los altavoces delanteros a cada lado del televisor. Asegúrate de que, si los altavoces están marcados, estén en el lado correcto. Los altavoces delanteros deben colocarse a igual distancia del televisor, generalmente a alrededor de un metro a cada lado.

 Coloca los altavoces en ángulo. Cada altavoz debe estar ligeramente en ángulo hacia adentro, de manera que apunte directamente al centro del área de asientos.

 Coloca los altavoces en alto. Para una mejor calidad del audio, los altavoces delanteros deben colocarse en alto de manera que estén al nivel de las orejas del público. Puedes usar ya sea soportes para altavoces o el estante para tu equipo de cine en casa.

Si vas a instalar un sistema 2.1, aquí termina la ubicación de los altavoces y puedes pasar a la sección Conectar los Altavoces.

 

Parte4:  Canal central

 

 Coloca el altavoz en el mismo plano que el televisor. El canal central une el espacio entre el altavoz derecho y el izquierdo. Esto ayuda cuando el sonido se mueve de izquierda a derecha y mantiene el diálogo sincronizado con los labios moviéndose en la pantalla. El canal central debe colocarse en el centro del televisor, ya sea arriba o abajo.[1]

Intenta situar el canal central tan cerca al nivel de las orejas como sea posible. Esto puede ser difícil debido al mismo televisor.

No coloques el canal central detrás del televisor o no podrás escucharlo.

 

Parte5: Canal Surround

 Coloca los altavoces hacia el lado del área de espectadores. Los altavoces del canal Surround son los que dan el efecto de que el sonido sucede alrededor del espectador. No transmiten tanto sonido como los altavoces delanteros, pero realzan la acción en el televisor, envolviendo al espectador.

Los dos altavoces Surround se deben colocar a cada lado del área de espectadores, apuntando directamente al público. Puedes colocarlos ligeramente detrás del espectador si no vas a usar el sistema 7.1, con tal de que sigan apuntando directamente al espectador. Esto significa que estarán a un ángulo de 90 a 110 grados del televisor.[2]

 Coloca los altavoces en alto. Los altavoces Surround deben estar colocados justo por encima del nivel de las orejas. Esto brindará la mejor experiencia auditiva. Utiliza cualquier soporte que venga incluido con el sistema o cualquier mueble que tengas disponible.

Si vas a instalar un sistema 5.1, aquí termina la ubicación de los altavoces y puedes pasar a la sección “Conectar los altavoces”.

 

Parte6: Canal trasero

 Coloca los altavoces detrás del área de espectadores. Los altavoces del canal trasero brindan un mayor ambiente y soporte a los altavoces Surround. Estos deben colocarse detrás del área de espectadores, a la izquierda y a la derecha del centro, pero más hacia adentro que los altavoces Surround. Esto crea una burbuja de sonido alrededor del público.

  Coloca los altavoces en ángulo. Como los altavoces delanteros, el canal trasero debe estar ligeramente en ángulo, de manera que apunte directamente al centro del área de espectadores.

 

 Coloca los altavoces en alto. Los altavoces del canal trasero deben estar a la misma altura que los altavoces Surround.

 

Parte7: Conectar los altavoces

Coloca el receptor cerca al televisor. Todos los sistemas de sonido envolvente pasan por un receptor. El receptor procesa la entrada de sonido y envía la señal de audio a todos los altavoces que están conectados. El receptor debe estar cerca al televisor de manera que los cables puedan alcanzarlo y debe tener suficiente espacio a su alrededor para una ventilación adecuada.

 

 Apaga todo. Al instalar los altavoces, existe la posibilidad de electrocución. Para estar seguros, apaga todo y desconéctalo de la pared.

 

 Examina cómo se conectan los altavoces. Algunos sistemas de sonido envolvente tienen puertos para cada altavoz a los que simplemente enchufas el conector adecuado. Otros usan clips que sostienen cables desnudos que van hacia dentro del receptor. Si tu sistema usa clips, necesitas un alicate para que puedas exponer el cable que se encuentra debajo del recubrimiento aislante.

 

 Comienza a extender los cables. Haz todo lo posible por esconder los cables mientras los extiendes. Esto no solo se verá mejor, sino que además evitará que personas o animales se tropiecen accidentalmente con ellos y desconecten los altavoces.

Si puedes, extiende los cables debajo de la alfombra o a través de la pared. Esto le dará el aspecto más limpio al sistema.

 

 Conecta los altavoces. Si los cables de los altavoces ya tienen conectores, simplemente enchúfalos al puerto adecuado en la parte trasera del receptor. Si vas a usar un cable de altavoz estándar para conectar el altavoz al receptor, tendrás que seguir un par de pasos adicionales.

Mide la longitud de los cables. Mide el cable del altavoz desde la bobina. Asegúrate de darte un espacio adicional para que puedas esconder el cable y mantener todo suelto.

Pela un extremo. Usa el alicate para quitar alrededor de un centímetro del recubrimiento aislante del cable. Verás dos cables distintos. Asegúrate de no quitar mucho o los cables pelados podrían tocarse y provocar un cortocircuito.

El cable del altavoz está compuesto por dos cables distintos: uno positivo y uno negativo. Ambos son exactamente iguales, pero necesitan alinearse tanto con el altavoz como con el receptor. Por ejemplo, si conectas uno de los cables al clip positivo en el altavoz, deberás conectar el mismo cable al clip positivo en el receptor. 

Conecta el subwoofer. La mayoría de subwoofers se conectan al receptor por medio de un cable RCA estándar. Puedes comprar cables caros para subwoofer, pero lo más probable es que no sientas la diferencia entre estos y un cable estándar.

El puerto en el receptor está típicamente marcado como “sub out” o “sub preout”.

Si tu subwoofer tiene múltiples entradas, conéctalo a la que está marcada como “LFE in” o la que esté en el extremo izquierdo si no hay una etiqueta.

Usando los diales en la parte trasera del subwoofer, ajusta el volumen a alrededor de la mitad y mueve la perilla que dice “low pass filter” completamente hacia arriba o apágala.

 

Parte8: Conectar el equipo

 

Evita apilar los dispositivos (reproductor de DVD, decodificador de cable, etc.) uno encima de otro. Esto puede causar que generen demasiado calor, lo que puede llevar a fallas en los equipos. También ten en cuenta que algunos dispositivos más antiguos pueden necesitar una conexión óptica para transmitir sonido envolvente, aunque casi todos los dispositivos más nuevos utilizan HDMI. 

Conecta los dispositivos HDMI al receptor. La mayoría de receptores más nuevos soportan entradas y salidas HDMI, lo que te permite conectar los dispositivos con capacidad para HDMI al receptor y luego conectar el receptor al televisor.

Si hay muchas entradas HDMI disponibles, comienza conectando los dispositivos en el orden en el que quieras que aparezcan en el menú.

El HDMI transmite tanto señal de audio como de video, así que no tienes que preocuparte por conectar ningún otro cable.

 Conecta cualquier dispositivo. Si vas a usar algún equipo más antiguo que no soporte HDMI, puedes conectar el dispositivo por medio de cables por componentes. Estos son grupos de cables de cinco clavijas; tres para video y dos para audio.

Conecta las tres clavijas de video a los colores correspondientes en la entrada que quieres usar.

Conecta las dos clavijas de audio a la entrada de audio estéreo correspondiente. Asegúrate de que esté unida a la entrada a la que conectaste las clavijas de video, de otro modo, el sonido no aparecerá junto con el video.

 

 Conecta cualquier dispositivo compuesto. Estos son los más viejos de los conectores de uso generalizado. Un conector compuesto es un cable de tres clavijas con una clavija para video y dos para audio. Esta es la calidad de conexión más baja soportada por la mayoría de sistemas de sonido envolvente.

Conecta la clavija amarilla (video) a una de las entradas correspondientes disponibles y luego conecta los cables de audio a las entradas de audio.

 Conecta el televisor al receptor. Para obtener los mejores resultados, utiliza una conexión HDMI para conectar el televisor al puerto HDMI Out en el receptor. Puedes usar conectores más viejos, pero esto resultará en una calidad mucho más baja. La mayoría de televisores modernos soportan HDMI.

 Organiza los cables a medida que avanzas. Habrá muchos cables entrando al receptor cuando todo esté terminado, así que haz lo que puedas para mantener todo ordenado. Utiliza ataduras de alambre para mantener los cables ordenados y agrupados.

 

Parte9: Probar el sistema

 

 Calibra tu televisor. Aunque esto no tiene nada que ver con el sonido, un televisor bien calibrado hará que un buen sistema de sonido envolvente sea aún mejor.

 

 Ajusta tus dispositivos para que reproduzcan el audio correcto. Antes de comenzar a probar todo, debes asegurarte de que todos los dispositivos conectados estén transmitiendo audio correctamente para aprovechar al máximo la instalación de los altavoces. En general, debes habilitar “Dolby Digital” en el menú de configuración de cada dispositivo. Cada uno es diferente, así que consulta el manual para más detalles.

Para el reproductor de Blu-ray, asegúrate de habilitar el audio sin comprimir. Este está marcado generalmente como “bitstream uncompressed” o “pass-through”.

 

 Comienza el proceso de configuración automática en el receptor. Casi todos los receptores vienen con un micrófono que puede usarse para configurar los niveles automáticamente. Asegúrate de que el micrófono esté instalado al centro del área de espectadores, preferiblemente al nivel de las orejas.

Al realizar la configuración automática, retírate de la habitación para que tu cuerpo no bloquee ningún sonido y estropee los niveles.

Intenta mantener la habitación en silencio mientras haces la prueba. Evita usar el lavaplatos en la otra habitación, deja al perro afuera, etc.

 

 

Ajusta los niveles manualmente. Después de que termine la configuración automática, debes regresar a la configuración y modificar algunas cosas. La principal preocupación es la configuración del subwoofer.

Dirígete a la sección “Bass Management” del menú de sonido envolvente.

Si solo tienes pequeños altavoces satélite para los altavoces Surround, configura a todos como “Small”. Configúralos como “Large” si tienen incorporado un subwoofer accionado.

Configura la frecuencia de cruce del subwoofer a 80Hz como punto de partida. Si solo vas a usar pequeños altavoces satélite, puedes intentar configurarla a 100-120Hz. Sin embargo, esto hará que el bajo sea más direccional.

 Comienza a escuchar. Una vez que termines la configuración inicial, ¡es hora de probarla! Pon tu película o disco favorito y escúchalos. Si suenan bien, ¡es probable que hayas terminado! Siempre puedes regresar a la configuración y modificar cada altavoz a tus preferencias y existen muchos recursos disponibles en Internet en cuanto a las frecuencias de cruce.

 Consejos

¡No tengas miedo de experimentar! Continúa modificando la configuración hasta que encuentres el ambiente de audio perfecto.

Los especialistas recomiendan que la frecuencia de cruce del subwoofer sea por lo menos 10Hz más alta que la frecuencia más baja del altavoz.

Referencias

http://www.dummies.com/how-to/content/how-to-set-up-a-surround-sound-speaker-system.seriesId-115424.html

http://www.dolby.com/us/en/consumer/setup/connection-guide/home-theater-speaker-guide/index.html?utm_campaign=ce-ht&utm_medium=multi&utm_source=multi&utm_content=ce-ht-sym-speakersetup

http://www.crutchfield.com/S-dAklAEoahBu/learn/learningcenter/home/speaker_placement.html

http://www.audioholics.com/home-theater-connection/basic-home-theater-setup-guide

 

Fuente: es.wikihow.com.
Este artículo está amparado con Licencia Creative Commons reconocimiento 3.0.

Related News

Loading...
Facebook Messenger for Wordpress
Horario de contacto: Lun - Vie, 8h - 18h